Las cigüeñas primerizas requieren tres temporadas de cría para sincronizar su fecha de puesta con las veteranas de su colonia

El hallazgo se ha publicado en ‘Ardeola’, y se trata de la primera vez que se describe un proceso de sincronización de la fecha de puesta de nuevas parejas de cría en la cigüeña blanca.
“Nuestros resultados muestran que los reproductores primerizos requieren tres temporadas de cría para sincronizar su fecha de puesta con la de la colonia preexistente. Esta es la primera vez que un proceso de sincronización de la fecha de puesta de nuevas parejas de cría se ha descrito en la cigüeña blanca”, explican Xabier Cabodevilla y José I. Aguirre, de las Universidades del País Vasco y Complutense de Madrid, respectivamente.

Con este hallazgo, los investigadores han arrojado luz sobre los procesos relacionados con la incorporación de nuevos individuos reproductores a las colonias de aves, un aspecto de la biología de la reproducción aún poco conocido. De hecho los parámetros reproductores de las nuevas parejas jóvenes de una colonia, como la fecha de puesta, son diferentes de los de las aves experimentadas. “Si esto es así, entonces debe existir un proceso subyacente para sincronizar dichos parámetros a lo largo del tiempo entre las parejas jóvenes recién incorporadas y las parejas experimentadas de la colonia”, se preguntaron los autores.

Para determinar cómo se lleva a cabo este proceso de sincronización, los autores realizaron el seguimiento de una colonia de cigüeña blanca en el norte de la Comunidad de Madrid durante cinco temporadas de reproducción consecutivas.

Debido a la alta fidelidad al sitio de nidificación de esta especie, establecieron una relación entre la edad del nido (nuevo o viejo) y la edad de la pareja reproductora (joven reproductor o adulto). Ocurre que los reproductores primerizos construyen nuevos nidos mientras que los reproductores experimentados vuelven a usar los mismos nidos de años anteriores. Por ello, durante un período de 3-4 años, Cabodevilla y Aguirre compararon la fecha de puesta de los nidos nuevos con la fecha de puesta de los nidos viejos, para determinar si las nuevas parejas reproductoras estaban sincronizando sus fechas de puesta con las aves mas experimentadas de la colonia. La conclusión fue que hasta la tercera temporada las parejas ‘novatas’ no acompasaban su ciclo reproductivo con las compañeras más veteranas de colonia. + Info

El último número de Ardeola, de julio de 2019, cuenta además con otros seis artículos de investigación, además de la sección bibliográfica y el noticiario ornitológico.

Introduce tu email y tu clave para acceder a los contenidos de los suscriptores de la revista. Si no estás suscrito haz click aquí