Variación de la dieta frugívora otoño-invernal del Petirrojo (Erithacus rubecula): efectos sobre la condición corporal

Autores: JORDANO, P.

Publicado: Volumen 36(2), Diciembre 1989. Páginas 161-183.

Idioma: Español

Palabras Clave: alimentación, dispersión de semillas, Erithacus, frugivoría, invernada, matorral mediterráneo, migración y peso corporal.

Resumen:

En este trabajo se estudian las relaciones entre la variación de la dieta invernal del Petirrojo, Erithacus rubecula, y la disponibilidad de diferentes tipos de alimento. Se consideran las repercusiones de la variación de la dieta sobre la condición corporal (peso y acumulación de grasa) y el papel de los frutos carnosos en la acumulación invernal de grasa. La dieta en las tres temporadas de invernada estudiadas estuvo formada por frutos carnosos de 9 especies de plantas que representaron el 67,2 %, 77,5 % y 53,1 % (promedios anuales para las tres temporadas de estudio) del volumen de la dieta. Esta se complementó esporádicamente con bellota y con una fracción variable de artrópodos. Una gran proporción de los individuos invernantes consumió frutos carnosos, pero varió significativamente entre años el porcentaje de individuos con dietas «frugívoras» (> 70 % en volumen, representado por frutos). En cada temporada de invernada, la proporción de petirrojos que consumía dietas «frugívoras» estuvo correlacionada significativamente con la abundancia de frutos y su variación estacional. El % medio de la dieta representado por frutos carnosos varió inversamente con la disponibilidad de artrópodos, sugiriendo que los frutos son utilizados básicamente como un alimento alternativo. Los valores de correlación parcial no paramétrica sugieren que la variación estacional de la utilización de los frutos fue una respuesta a los cambios de su disponibilidad y que obedeció en menor medida a condiciones de escasez de artrópodos. A partir de diciembre disminuyó la disponibilidad de frutos, dando paso a dietas predominantemente insectívoras. La variación de la dieta entre temporadas no se ajustó de forma precisa a los niveles de disponibilidad de frutos, pero sí que reflejó los cambios de abundancia de especies concretas. No se detectaron diferencias de peso corporal o acumulación grasa entre individuos con diferente tipo de dieta y la condición corporal varió independientemente de la dieta. El mayor porcentaje de la varianza en peso y acumulación grasa de los petirrojos estudiados por medio de recapturas estuvo explicado por variaciones de las condiciones climáticas (temperatura) y por la situación fisiológica inicial de los individuos. A mayor peso o nivel de grasa inicial, los petirrojos tendieron a mostrar menores incrementos posteriores. A mayor temperatura media en los días previos a la captura, menores incrementos de peso y acumulación de grasa. Con temperaturas mínimas más bajas los petirrojos mostraron mayores incrementos en ambas variables. Se encontró una correlación inversa, altamente significativa, entre el peso medio mensual de los petirrojos y la media mensual de las temperaturas mínimas.

Artículo completo:

Artículo completo

Introduce tu email y tu clave para acceder a los contenidos de los suscriptores de la revista. Si no estás suscrito haz click aquí





Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento del sitio Web, realizar métricas analíticas, mostrar contenido multimedia y publicidad e interactuar con redes sociales. Más información en nuestra Política de Cookies.
Aceptar Salir