Seguimiento por satélite de tres juveniles de Águila Pescadora nacidos en la isla de Menorca

Autores: Rafael TRIAY

Publicado: Volumen 49(2), Diciembre 2002. Páginas 249-257.

Idioma: Español

Palabras Clave: Águila Pescadora, dispersión juvenil, Mediterráneo, Menorca, Pandion haliaetus y seguimiento por satélite

Resumen:

Durante los años 2000 y 2001, se ha realizado un seguimiento por satélite a tres jóvenes de Águila Pescadora (Pandion haliaetus) nacidos en la isla de Menorca. Todos estos ejemplares permanecieron cerca del nido hasta la edad de 13 a 14 semanas, que fue cuando empezaron a dispersarse. Las primeras localizaciones fuera de las zonas de nidificación se obtuvieron en dirección sudoeste, dos en el norte de Africa, a 730 y 1.012 Km del lugar de nacimiento y la tercera en la isla de Mallorca a 145 Km del nido. Estos datos sugieren que los primeros movimientos dispersivos no son a escala local, sino desplazamientos de gran longitud que coincidirían con el abandono definitivo de las zonas de nidificación. Los tres juveniles se desplazaron, más temprano o más tarde, al noroeste del continente africano. Durante sus desplazamientos se obtuvieron unas velocidades máximas de 253, 218 y 241 Km/día, y medias de 253, 187,5 y 130,1 Km/día, muy similares a las de los ejemplares de las poblaciones del norte de Europa. Hasta ahora, las recuperaciones de jóvenes de Águila Pescadora (Pandion haliaetus) anilladas en las islas de Menorca y Córcega se han producido en las orillas del mar Mediterráneo, pero el seguimiento por satélite ha puesto de manifiesto que los jóvenes puede llegar a las costas atlánticas del norte de Africa e incluso alcanzar la zona tropical, distancias más propias de una auténtica migración. Dos ejemplares permanecieron durante 4 y 1,5 meses en las riberas de dos ríos, a distancias de 83 y 138 Km del mar. Durante este tiempo sus movimientos se realizaron dentro de un radio de 7 y 11 Km respectivamente, por tanto, es de suponer que en este periodo se alimentaron exclusivamente de peces de aguas continentales. Este resultado sugiere que los ejemplares mediterráneos pueden explotar con regularidad los recursos tróficos de ambientes lacustres y fluviales alejados de la costa, hecho del que no se tenía constancia hasta el presente estudio.

Artículo completo:

Artículo completo

Introduce tu email y tu clave para acceder a los contenidos de los suscriptores de la revista. Si no estás suscrito haz click aquí





Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento del sitio Web, realizar métricas analíticas, mostrar contenido multimedia y publicidad e interactuar con redes sociales. Más información en nuestra Política de Cookies.
Aceptar Salir