Comportamiento interactivo entre Quebrantahuesos Gypaetus barbatus y Cuervos Corvus corax en los lugares de nidificación: riesgo de predación y cleptoparasitismo

Autores: Joan BERTRAN y Antoni MARGALIDA

Publicado: Volumen 51(2), Diciembre 2004. Páginas 269-274.

Idioma: Inglés

Título Original: Interactive behaviour between Bearded Vultures Gypaetus barbatus and Common Ravens Corvus corax in the nesting sites: predation risk and kleptoparasitism.

Palabras Clave: Cleptoparasitismo, Corvus corax, Cuervo, defensa del nido, Gypaetus barbatus, interacciones interespecíficas, Quebrantahuesos y riesgo de predación.

Resumen:

Objetivos: Interacciones agresivas entre Quebrantahuesos Gypaetus barbatus y Cuervos Corvus corax son frecuentes en los sectores de nidificación pirenaicos compartidos por ambas especies. Los sectores de nidificación del Quebrantahuesos son vulnerables al cleptoparasitismo (el alimento se almacena de forma visible y predecible en nidos, posaderos y rompederos), mientras que es conocida la capacidad parásito-predadora de los Cuervos. Examinamos cómo ambas especies interaccionan temporal y comportamentalmente durante la crianza y analizamos los factores que afectan estas conductas.
 

Localidad: Pirineos Centrales (Cataluña, Noreste de España).
 

Métodos: Cuantificamos los encuentros agresivos interespecíficos en 10 sectores de nidificación (área = 3.750 km2). Las observaciones se llevaron a cabo desde puntos donde los nidos, posaderos y rompederos eran visualizados simultáneamente. Los datos fueron comparados mediante pruebas estadísticas no-paramétricas.
 

Resultados: La mayoría de los ataques dirigidos hacia los Cuervos ocurrieron desde los nidos y la mayor intensidad defensiva de los Quebrantahuesos tuvo lugar cuando los pollos contaban con pocos días de vida. Los Cuervos dirigieron sus ataques preferentemente cuando los Quebrantahuesos se encontraban cerca de los nidos, independientemente de si éstos transportaban o no alimento. Los Cuervos sólo fueron relativamente eficaces en sus intentos de robo atacando en grupo cuando los Quebrantahuesos manipulaban el alimento en espacios abiertos.
 

Conclusiones: La diferencia de tamaño entre ambas especies y la naturaleza de alimento condiciona la eficacia parasitaria de los cuervos. Para los Quebrantahuesos, los efectos negativos que implica la cohabitación con Cuervos estarían asociados a los costes energéticos derivados de la defensa de los nidos y a los estorbos en los intentos de piratería. No obstante, la conducta defensiva de los Quebrantahuesos sugiere la existencia de riesgos de predación, principalmente durante los primeros estadios de la crianza, período en el que los pollos pueden ser más vulnerables.

Artículo completo:

Artículo completo

Introduce tu email y tu clave para acceder a los contenidos de los suscriptores de la revista. Si no estás suscrito haz click aquí





Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento del sitio Web, realizar métricas analíticas, mostrar contenido multimedia y publicidad e interactuar con redes sociales. Más información en nuestra Política de Cookies.
Aceptar Salir