Preferencias de hábitat, estima y tendencias poblacionales de la avutarda hubara Chlamydotis undulata en Lanzarote y La Graciosa (Islas Canarias)

Autores: Luis M. CARRASCAL, Javier SEOANE, David PALOMINO y César Luis ALONSO

E-mail: mcnc152@mncn.csic.es

Publicado: Volumen 53(2), Diciembre 2006. Páginas 251-269.

Idioma: Español

Palabras Clave: avutarda hubara, Lanzarote, Islas Canarias, preferencias de hábitat, tamaño poblacional, tendencias demográficas, medidas de conservación y ambientes esteparios

Resumen:

Objetivos: Cuantificar el tamaño poblacional y los patrones de distribución de la avutarda hubara (Chlamydotis undulata fuertaventurae) en las islas de Lanzarote y La Graciosa (Islas Canarias). Analizar las preferencias de hábitat de la especie de acuerdo a variables topográficas, de tipo de suelo, vegetación e impacto humano.

Métodos: Censos de aves mediante el método del transecto lineal y estimas de probabilidad de detección. Los intervalos de confianza de las estimas poblacionales se calcularon mediante "bootstrapping". Para analizar el efecto de los descriptores del hábitat sobre la ocurrencia de la especie en 671 transectos de 0,5 km, se emplearon árboles de clasificación.

Resultados: El tamaño poblacional de la avutarda hubara fue de 500 aves (intervalo de confianza al 90%: 272-801) en Lanzarote y de 6 aves (3 - 10) en La Graciosa. La densidad media en los ambientes semiáridos ocupados fue de 1,63 aves/km2 en Lanzarote y de 0,32 aves/km2 en La Graciosa. La máxima densidad registrada fue de 3 aves/km2. Las áreas más importantes para la especie fueron las llanuras estepáricas de Famara-Soo-Zonzamas, de Guatiza y de Teguise (202 km2), que acogen el 85% de la población total de Lanzarote. La pendiente del terreno, la cobertura de rocas del suelo y la densidad de carreteras y caminos de tierra tuvieron una muy negativa influencia en las preferencias de hábitat de la avutarda hubara. La probabilidad de presencia de la especie aumentó con mayores distancias al núcleo urbano más cercano. Los descriptores del hábitat relacionados con la estructura de la vegetación desempeñaron un papel menor en la distribución de la avutarda hubara.

Conclusiones: Según los datos proporcionados por este trabajo, y los publicados previamente en la década de 1990, la población de avutarda hubara en Lanzarote ha mostrado un incremento del 40% durante los últimos 10 - 15 años. Sólo el 20% de esta población estaría incluida en áreas protegidas. La densidad de la especie en Lanzarote es la mayor registrada en todo el rango geográfico de la especie en África del norte y Asia central. Aunque la especie tiene un estatus de protección favorable en Lanzarote y La Graciosa, deberían acentuarse los esfuerzos de conservación tendentes a preservar las áreas semiáridas de herbazales y matorrales con pendiente de menos del 15%, cobertura de rocas menor del 60%, baja densidad de carreteras y caminos (menos de 0,5 km/20 ha) y alejadas de pueblos y ciudades (al menos 650 m).

Artículo completo:

Artículo completo

Introduce tu email y tu clave para acceder a los contenidos de los suscriptores de la revista. Si no estás suscrito haz click aquí





Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento del sitio Web, realizar métricas analíticas, mostrar contenido multimedia y publicidad e interactuar con redes sociales. Más información en nuestra Política de Cookies.
Aceptar Salir