Perturbaciones a los limícolas no nidificantes por peatones y embarcaciones en una laguna costera Mediterránea

Doi: http://dx.doi.org/10.13157/arla.65.2.2018.ra1

Autores: Francesco SCARTON

E-mail: scarton@selc.it

Publicado: Volumen 65.2, Julio 2018. Páginas 209-220.

Idioma: Inglés

Título Original: Disturbance of non-breeding waders by pedestrians and boats in a Mediterranean lagoon

Palabras Clave: aves acuáticas, distancia de iniciación de vuelo, dormidero, laguna de Venecia, limícolas y planicie mareal

Resumen:

Se midieron distancias de iniciación de vuelo [FID] en nueve especies de limícolas en la laguna costera de Venecia (Italia), que es uno de los lugares más importantes para las aves acuáticas en el Mediterráneo. Se observó la respuesta causada a las perturbaciones ocasionadas por peatones y embarcaciones fuera de la época de reproducción (277 casos). La FID se correlacionó positiva y significativamente con el tamaño medio de las especies; la correlación entre la FID y el tamaño de bando fue también positiva y significativa, con independencia del tipo de estímulo. Los valores de FID variaron entre 27,9 + 15,6 m (media + desviación estándar [SD], N = 32) en la agachadiza común a 140,4 + 48,1 m (N = 30) en el zarapito real, combinando los datos para ambos estímulos. El mismo ordenamiento se observó si las perturbaciones por peatones y embarcaciones se consideraban separadamente; las diferencias fueron específicas de la especie. Para seis especies, los datos permitieron la comparación entre FID estimuladas por peatones o por embarcaciones : las diferencias observadas no fueron significativas. Por tanto, las perturbaciones por embarcaciones durante la época no reproductora no provocó una respuesta más fuerte entre los limícolas, en cuanto a FID se refiere, en comparación con la provocada por peatones. Los resultados de este studio de campo sugieren distancias de seguridad expresadas como FID media + 2 SD para reducir los efectos de perturbaciones antrópicas a los limícolas a escala local. Estas distancias varían entre 59-74 m para las especies más confiadas (es decir, agachadiza común, chorlitejo patinegro y vuelvepiedras común) a 121-267 m para las más huidizas (es decir, ostrero euroasiático, chorlito gris y zarapito real). Se sugiere una distancia de seguridad mayor, de 270 m, para proteger los bandos multiespecíficos, generalmente grandes, de las perturbaciones provocadas por peatones o embarcaciones.

Introduce tu email y tu clave para acceder a los contenidos de los suscriptores de la revista. Si no estás suscrito haz click aquí



Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento del sitio Web, realizar métricas analíticas, mostrar contenido multimedia y publicidad e interactuar con redes sociales. Más información en nuestra Política de Cookies.
Aceptar Salir